Tolkien, cuentos

teaches-2808350_640Hace unos días tuve el placer de terminar un pequeño libro que me prestaron. Contiene tres historias cortas que Tolkien escribió en diferentes momentos de su vida. Las historias son:

Egidio, el granjero de Ham, escrita cuando Tolkien finalizaba su obra,  El Señor de los Anillos y de alguna forma es una parodia de la misma. La escribió en un periodo de tranquilidad, se disfrutaba de la victoria aliada (2da. Guerra Mundial), tenía una trayectoria profesional académica consolidada y la vida familiar transcurría tranquila. Es una historia jocosa pero a la vez crítica a quienes renuncian a cumplir con su papel (en el caso del rey y los nobles).

Hoja de Niggle, escrita en un momento difícil en el que soplaban vientos de guerra y se esperaba la catástrofe sobre Gran Bretaña. Reflexiona sobre la importancia del trabajo, de aporte de cada uno a la sociedad y cuestiona el utilitarismo materialista que considera inútil todo aquello que no tenga un fin práctico. No faltan las claras referencia a su Fe Católica que, de seguro como me pasó a mí, también hará reflexionar a quienes compartimos su Fe.

El Herrero de Wootton Mayor, es la historia que más me gustó. Mantiene los mismos temas de las historias anteriores (y que están presentes en toda su obra) pero de un modo mucho más reflexivo. Nos recuerda sobre ese lugar de peregrinación, cuyo disfrute requiere dedicación y apertura para recibir ese Don. Hay muchos elementos de la Fe Católica que invitan a reflexionar. También nos advierte que no somos eternos, de como cada quien va a portando su parte en la historia de la que sólo vemos un pequeño fragmento. No debemos olvidar que algún día entregaremos el testigo (en casa, en el trabajo, etc.) y que debemos prepararnos para ello.

Son tres historias cortas de fácil lectura, alegres y que llaman a la reflexión.

Seguir leyendo “Tolkien, cuentos”