La Ciudadela – Antoine de Saint-Exupéry

Ciudadela (Imagen de Pixabay)

La Ciudadela es un escrito póstumo del autor de la famosa obra El Principito. De hecho son los apuntes encontrados después de su muerte durante un vuelo de reconocimiento en la Segunda Guerra Mundial. Por lo que hablamos de una obra inconclusa.

“los ritos son en el tiempo lo que la morada es en el espacio”

La obra está narrada a modo de dialogo entre un rey y su hijo el príncipe. Es la transmisión de la sabiduría de un padre a su hijo de la misma manera en que el rey lo recibió a la vez de su padre. Está narrado al mejor estilo de los escritos sapienciales de la Biblia. Las lecciones no solo son palabras sino que recuerdan hechos, lugares y personas que el rey ha ido mostrando a su heredero.

Tal vez sea la obra de Antoine que más apunta a la trascendencia. Temas constantes en todas sus obras como el deber, el sentido de la vida, la lucha y la misión están presentes pero bajo una nueva luz. Para algunos es su obra cumbre que no podía terminar de otra manera, sino, como la vida misma que suele darnos esos finales abiertos a tantas posibilidades.

“Tú no puedes amar una morada que no tenga rostro y donde los pasos no tengan sentido”

La amplitud de temas abordados en La Ciudadela no permite leerla como una novela. Creo que es una obra difícil de encasillar. Es un libro para leer de forma pausada y dispuesta para la reflexión. Tal vez por esto Tierra de Hombres sirve mejor para quienes recién se acercan a la obra de Antoine de Saint-Exupéry y quieren conocer su pensamiento y filosofía.

¿Qué te pareció este artículo?

Puntuación: 2.5 de 5.

Te puede interesar: La vida épica y Saint Exupéry

La vida épica y Antoine Saint Exupéry

aircraft-1813731_1280Antoine Saint Exupéry, piloto y escritor es conocido por su obra El Principito. En estos días tuve la oportunidad de leer otra de sus obras Tierra de Hombres, sin duda una obra, que en los personal pondría a leer a los pasantes en la empresa donde trabajo y a los jóvenes que inician en el mundo laboral. Primeramente por la forma en que aborda el tema de la responsabilidad y como nos realizamos cuando nos damos a los demás (en especial a nuestras familias) en el cumplimiento de nuestro deber, que en ciertas circunstancias puede exigirnos acciones heroicas. A los que ya tenemos tiempo metidos en el mundo laboral, Saint Exupéry nos demuestra que siempre podemos encontrar en nuestra cotidianidad, a veces monótona, las herramientas para templar nuestro carácter y lograr nuestra realización mediante el trabajo bien hecho. Siempre podemos encontrar nuevas dimensiones en ese día a día que se repite una y otra vez, si reflexionamos sobre el sentido de nuestra labor y de las relaciones con nuestros compañeros de trabajo encontraremos tesoros que estaban escondidos ante nuestros ojos.

Sugestiva, es la imagen del centinela del cual depende toda la ciudad como tu familia depende de tu labor bien hecha. Centinela dormido es centinela muerto y ciudad caída.

Te puede interesar:

El sentido épico de la existencia en Antoine de Saint-Exupéry