El extranjero, Albert Camus

sand-768783_1280

En un mundo en el que predomina la creencia de que las ideas y formas de ver la vida no tiene mayor impacto, que el que podría tener entre elegir un helado de chocolate o de fresa es refrescante leer a autores como Camus. Y, aunque suene contradictorio, es refrescante leerlos aunque el tema de este libro sea sombrío. Es refrescante, porque pueden llevar las consecuencias de las ideas hasta su desenlace final.

El protagonista es Meursault, un tipo común y corriente pero cuya profunda concepción nihilista de la vida va llevándolo por situaciones van comprendiéndolo. La indiferencia sobre las pequeñas cosas, indiferencia moral al ayudar a un vecino al humillar a su pareja, que va desembocando en insensibilidad ante la muerte de su madre y el amor de una mujer hasta verse implicado en un homicidio. Todo en total indiferencia, pero a medida que se va viendo comprometido sentimentalmente con la chica y con el proceso judicial los ve como problemas que le quitan su tranquilidad por lo que la posibilidad de la pena de muerte le suena indiferente. Es lo mismo morir ahora que dentro de 20 años.

Lo interesante y complejo, en Camus es que Meursault no miente. Nunca niega los hechos y rechaza usar los argumentos de su abogado. Es fiel a su verdad personal, convirtiéndose en un auténtico extranjero en la sociedad que le es ajena con sus leyes y normas.

Creo que esta magistral obra de Camus se puede compaginar y complementar con Crimen y Castigo de Dostoievski. El protagonista de Dostoeivsky busca justicia pero el protagonista de Camus es indiferente a ella, aunque las secuencia de hechos pudiera hacer creer lo contrario.


Te puede interesar en este blog

La Peste, Albert Camus

Masculino: Fuerza, eros, ternura

sculpture-1111260_1280

“Dar y recibir amor, en efecto, es una competencia que requiere identidad”. Es lo que nos dice Mariolina Ceriotti Migliarese en su libro Masculino: Fuerza, eros, ternura que explora y reflexiona sobre la masculinidad tanto desde su experiencia familiar como profesional. En nuestro contexto donde la figura masculina es tan atacada y cuestionada la obra de Ceriotti no deja de ser una bocanada de aire fresco en medio de tanta “noticias” y análisis viciados. Ceriotti nos invita a reflexionar sobre la masculinidad y nos presenta, sin encasillar, elementos fundamentales y característicos de la misma y como se va consolidado está identidad desde la niñez. Nos recuerda que el amor erótico de la mujer hacia el hombre se fundamenta en la confianza que ella deposita en él. La confianza masculina nace de su capacidad de configurarse y abrirse paso a nivel social debido a ese elemento de auto afirmación que está siempre presente. Un libro altamente recomendado.

 

El Quijote

don-quijote-346624_640Del libro de libros, Gloria de las letras castellanas, el famoso Don Quijote de la Mancha ya muchos han dicho cosas propias de eruditos y de no tan eruditos. Esta breve entrada tiene un fin mucho más modesto. Es un granito de arena, dar un consejo para su lectura. Su castellano ciertamente nos puede costar entenderlo al principio pero luego se le agarra el hilo. No dejes que eso te detenga, las buenas cosas suelen costar. Pero no es ese mi consejo, es mucho más modesto y por eso el quijote que acompaña estas letras tiene esa cara. No iré con rodeos… Si al leer El Quijote no te ríes a carcajadas, mi estimado amigo, no lo estás leyendo.

Julio Verne

Leer a Julio Verne es inyectarse de optimismo. Sus personajes enfrentan todo tipo de retos y dificultades apoyados en sus conocimientos científicos pero movidos por voluntades de acero donde las virtudes tienen un protagonismo especial. Verne tampoco era un ingenuo y sabía que el mal uso de los conocimientos y la tecnología podía deshumanizar al hombre creando sistemas totalitarios. Esto se ve reflejado en algunas de sus obras menos conocidas como: Los Quinientos Millones de a Begún o París en el Siglo XX. Las obras de Julio Verne suelen clasificarse como para publico juvenil pero sin duda serán del disfrute de lectores de todas las edades.jules-verne-393713_1280.jpg

Para iniciar Dostoievsky

moscow-1937273_1280Feodor Dostoeivsky es uno de los grandes escritores de la literatura rusa y universal. Tal vez por la complejidad y profundidad de sus escritos suele ser evadido por muchas personas. En este momento estoy leyendo Los Endemoniados, ya había leído Crimen y Castigo, Los Hermanos Karamazov, La Morada de los Muertos y una colección de sus cuentos. Seguro en un futuro dedicaré entradas a sus obras pero en la presente quisiera dar algunos modestos consejos para quien quiera acercarse a este fascinante autor. Algunas de las dificultades que encontré al leer a Dostoievsky son:

  • Los nombres rusos, que a pesar de ciertas similitudes con los nombres occidentales gracias a su fuerte tradición cristiana, se pueden convertir en un dolor de cabeza cuando se le suma que los nombres tienen variaciones como diminutivos o patronímicos que forman parte de la riqueza del lenguaje ruso y tienen un sentido que no percibimos en nuestro idioma. Por eso, si un personaje se llama Egor y en unos párrafos más adelante lo llaman por su diminutivo Gosha o su patronímico Egórovich podemos pensar que son personajes distintos.
  • El tiempo, en el universo de Dostoievsky cada segundo y cada pensamiento cuenta, por ejemplo la trama de Los Hermanos Karamazov se desarrolla en unos pocos días y si ven el volumen de la obra se harán una idea de lo que digo.
  • Lo trama se desarrolla en el interior de los personajes mas que en sus acciones externas.
  • Es recomendable leer fragmentos mas o menos largos para poder ver los episodios con mayor claridad.

Te puede interesar: