Camino, Surco y Forja

forge-550622_1280

La espiritualidad de San Josemaría Escrivá es la del orante en medio del mundo. Es el espíritu que transmiten estas tres obras fundamentales llenas de consejos para ser hombres y mujeres de oración en nuestro andar entre la familia, los amigos y el trabajo.

San Josemaría Escrivá, conocido como el santo de lo ordinario, es un santo moderno. Tan moderno que, a pesar de no haber conocido la revolución digital, dejó parte importante de su legado espiritual en pequeñas y concisas sentencias, perfectas para un mundo empeñado en los contenidos breves y concretos.

Hablamos de tres libros: Camino, Surco y Forja. Los dos últimos de publicación póstuma. Recogen una serie de consejos y orientaciones para iluminar la vida espiritual en medio de la monótona cotidianidad que para remate se empeña en no dejarnos leer aunque con un poco de ingenio podemos usar ciertos recursos (Sin tiempo para leer).

Las sentencias que componen cada libro están agrupadas por temas específicos (Carácter, Dirección, Oración, Santa Pureza, Corazón…) y están orientadas para fomentar y facilitar la oración personal. También son consejo y auxilio ante las dificultades que enfrenta el orante.

Aunque corresponden a periodos distintos de la vida del autor, las tres obras son complementarias entre si dando mayor riqueza y variedad de enfoques a los puntos que tratan.

Estas obras ya constituyen un libro de cabecera para la vida espiritual del cristiano.