Hombres en Tiempo de Oscuridad – Hannah Arendt

pixabay.com

En esta obra la filósofa Hannah Arendt reune a personajes completamente discimiles como Rosa de Luxemburgo, Karl Jaspers, Isak Dinesen, Hermann Broch, Walter Bejamin y Bertolt Brecht que lo único que tienen en común es haber sido contemporaneos en ese dificil periodo histórico del nazismo. La misma Hannah nos indica del por qué de tal selección “Que aún en los tiempos más oscuros tenemos el derecho a esperar cierta iluminación, y que dicha iluminación puede provenir menos de las teorías y conceptos que de la luz incierta, titilante y a menudo débil que algunos hombres y mujeres reflejarán en sus trabajos y sus vidas bajo casi cualquier circunstancia y la época que els tocó vivir en la tierra: esta condición constituye el fundamento inarticulado contra el que se trazaron estos perfiles“.

Hannah nos demuestra la complejidad de la experiencia de un totalitarismo por lo que no puede ser encasillada en conceptos o definiciones. La destrucción causada por los sistemas totalitarios solo puede ser entendida desde la experiencia de quienes los han padecido.

Esta obra la leí estando en Venezuela en pleno totalitarismo chavista y las experiencias narradas parecian realmente vívidas. En especial el poema de Brecht citado por Arendt:

Llegué a las ciudades en épocas de desorden, cuando reinaba el hambre. Entre los hombres llegué en el momento del cataclismo y me rebelé con ellos. Así era la época que me tocó vivir.

Comía entre batallas, dormía entre asesinos, era indiferente en el amor y miraba la naturaleza sin paciencia. Así era la época que me tocó vivir.

Cuando vivía la calle llevaba a la confusión. El discurso me traicionó ante el asesino. Poco podía hacer. Los gobernantes estaban más seguros sin mí, eso creía. Así era la época que me tocó vivir.

…Tú que emergerás del diluvio donde nos ahogamos recuerda al hablar de nuestras debilidades la época oscura a la cual escapaste.

…Lamentablemente, nosotros que queríamos preparar el campo para la amabilidad, no podíamos ser amables.

… Recuérdanos con clemencia.

Bertolt Brecht

En los tiempos oscuros las luces, como dice Arendt, vienen de la gente común. De las personas que a pesar de todo no se dejan deshumanizar por el sistema. En los Tiempos Oscuros las grandes personalidades no cuentan aunque al principio cueste entenderlo. La mejor forma o la única forma de sobrevivir es manteniendo mejores relaciones con los familiares, vecinos y compañeros.

Al Este del Edén – Steinbeck

Valle de Salinas California. Tomado de https://commons.wikimedia.org

Al Este del Edén es una verdadera epopeya. Una obra con varios personajes y múltiples subtramas pero que tiene como hilo conductor el episodio bíblico en el que Caín mata a Abel. Su autor el nortamericano John Steinbeck galardonado con el premio Nobel en 1962. La obra se ambienta en California finalizando la Guerra de Secesión. Tiene como protagonistas a unos medio hermanos (Adán y Charles) y los sucesos que se irán desarrollando y su impacto en la vida de los mellizos Caleb y Aarón, hijos de Adán.

«Un hombre después de barrer el polvo y las astillas de su vida, tiene que enfrentarse tan solo con estas duras y escuetas preguntas. ¿Fue mi vida mala o buena? ¿He hecho bien o mal?»

A medida que se desenvuelve la historia nos encontraremos con personajes verdaderamente memorables como el irlandés Samuel Hamilton y chino Lee. El tema principal es el problema del mal y sin darnos cuenta estaremos reflexionando sobre ello. Los diálogos son realmente buenos, y es que nos plantean las reflexiones desde las dificultades de la vida misma.

El problema del mal, que parece ser olvidado en este mundo relativista sigue presente en las grandes obras. Es por ello, querido lector, que no podemos de dejar de leer los clásicos. Sus temáticas abordan la complejidad de la naturaleza humana a pesar de que la moda quiera evitar ciertos temas.