Al Este del Edén – Steinbeck

Valle de Salinas California. Tomado de https://commons.wikimedia.org

Al Este del Edén es una verdadera epopeya. Una obra con varios personajes y múltiples subtramas pero que tiene como hilo conductor el episodio bíblico en el que Caín mata a Abel. Su autor el nortamericano John Steinbeck galardonado con el premio Nobel en 1962. La obra se ambienta en California finalizando la Guerra de Secesión. Tiene como protagonistas a unos medio hermanos (Adán y Charles) y los sucesos que se irán desarrollando y su impacto en la vida de los mellizos Caleb y Aarón, hijos de Adán.

«Un hombre después de barrer el polvo y las astillas de su vida, tiene que enfrentarse tan solo con estas duras y escuetas preguntas. ¿Fue mi vida mala o buena? ¿He hecho bien o mal?»

A medida que se desenvuelve la historia nos encontraremos con personajes verdaderamente memorables como el irlandés Samuel Hamilton y chino Lee. El tema principal es el problema del mal y sin darnos cuenta estaremos reflexionando sobre ello. Los diálogos son realmente buenos, y es que nos plantean las reflexiones desde las dificultades de la vida misma.

El problema del mal, que parece ser olvidado en este mundo relativista sigue presente en las grandes obras. Es por ello, querido lector, que no podemos de dejar de leer los clásicos. Sus temáticas abordan la complejidad de la naturaleza humana a pesar de que la moda quiera evitar ciertos temas.

Mi planta de naranja lima – Vasconcelos

Árbol de lima – Pixabay

Considerada una de las obras más importantes de la lengua portuguesa Mi Planta de Naranja Lima nos cuenta la historia de Zezé. Un niño brasileño que vive en la favelas de Bangú, en Rio de Janeiro. ¿Por qué una historia tan común tiene un lugar tan importante en la literatura?

Hubo una época en la que mi mamá cuando quería introducir a alguien en el hábito de la lectura le prestaba Mi Planta de Naranja Lima de José Mauro de Vasconcelos. Tal vez con la idea de que leer una historia que moviera la fibra les mostrara que la lectura no es un acto pasivo y que es capaz de mover ideas, pensamientos y emociones.

Publicada en 1968 “O Meu Pé de Laranja Lima” cuenta la historia de Zezé un niño cuya familia se muda a una favela debido a que el papá está desempleado.

Veremos qué Zezé es un niño inteligente y muy travieso con lo que se gana los disgustos y después la amistad de ciertos adultos. La trama da unos giros inesperados para llevarnos al mundo del dolor visto desde los ojos de un niño.

El lector, al igual que los otros personajes de la obra le tomará cariño a Zezé y sabrán reírse con sus travesuras e incluso perdonárselas. Es una obra muy emotiva que seguro sacará alguna lágrima al lector. ¿Hace cuanto no lees un libro que logre eso?

Libros con arte

books-1140762_1920

Una ventaja que tienen los libros físicos sobre los dispositivos electrónicos, es el arte que podemos encontrar en una edición. Hace unos días me topé con una bonita edición de Viaje al Centro de la Tierra de Julio Verne. Es cierto que no se debe juzgar el libro por su portada pero, no sé si para ustedes, los libros decorados inspiran a la lectura como el arte religioso de una iglesia inspira a la oración. Creo que es una buena práctica hacerse de ediciones decoradas si tenemos niños en casa, a fin crear ese ambiente de misterio ante los nuevos mundos que descubrirán entre las páginas. El arte de decorar los libros llegó a tener su cumbre en ediciones como el Libro de Kells (que inspira una película animada al puro estilo de los manuscritos monásticos celtas El Secreto del Libro de Kells ) y en ciertos ámbitos todavía se cultiva este arte. Por ejemplo en 2010 se elaboró el Codex Pauli un libro editado al estilo de los antiguos códices monásticos a razón del bimilenario aniversario del natalicio de san Pablo. En nuestro caso no me refiero a esas ediciones exclusivas de coleccionistas, bibliotecas y museos. Me refiero a esas ediciones que pueden ser accesibles para el hombre de a pie, pero que cuidan sus formas y tienen arte en su edición. Es una forma de enseñar de que, en nuestro hacer, no solo es importante la eficacia y eficiencia. Un libro puede ser eficaz en transmitir una historia, idea, etc y muy eficiente en su edición: sin errores, a costos competitivos, distribución rápida y ultra rápida en caso de los formatos digitales. Pero les falta arte, esa firma personal que puede quedar en la memoria del niño o joven. Lo que nos recuerda que somos humanos es el arte.

Jack London

ice-storm-329768_1920

Jack London es de esos escritores que en la juventud uno lee por la emoción de las aventuras que narran sus historias. En esa linea terminé leyendo: La Llamada de lo Salvaje, Colmillo Blanco, La Quimera del Oro y los Favoritos de Midas. Con el transcurrir del tiempo, uno se topa con aquellas cosas que ha leído de joven y si eres de los que ha reflexionado un tanto mejor, pero no es lo que suele suceder hasta que topas con la situación. En el caso de London haber leído La Quimera del Oro en algún momento me permitió reconocer la codicia.

Una cosa que no falta en las historias de London es la vitalidad. Es una constante lucha por la supervivencia, lucha entre pasiones y convicciones. London nos invita a cuestionarnos y a pensar cuales serían las cosas a las que no renunciaríamos aún en las condiciones más extremas y a riesgo de nuestra propia vida. ¿Que pensaríamos de abandonar a su suerte a un anciano porque mantenerlo podría significar la propia muerte? Los valores no se ponen a prueba en momentos de prosperidad y bienestar. Es en las situaciones difíciles y comprometedoras donde la integridad pasa por el crisol de la prueba. En London ese crisol es un medio hostil en todo sentido y situaciones que ponen el sentido de supervivencia por encima de todo. El mundo que nos trae London es de un clima gélido y personajes recios pero puedes sentir a tu corazón latiendo con fuerza para recordarte que estas vivo y que debes decidir.

Los Miserables

victor-hugo-489784_1280Los Miserables de Victor Hugo es una obra formidable, intensa que tiene todo, drama, romance, suspenso, etc. Aunque su volumen puede intimidar al más guapo su contenido será una completa recompensa para quien se atreva a acometer la empresa de leer esta maga obra. La historia se desarrolla en el siglo XIX dónde los protagonistas viven la resurrección republicana en París. El libro ha sido adaptado como musical e incluso ha sido llevado a la gran pantalla en varias oportunidades pero como suele pasar la versión cinematográfica no supera al libro.

Para leer este libro hay que tener perseverancia y tratar de hacerlo de continuo sin intercalarlo con otras lecturas (bastante tendrán con las tramas y subtramas que se desarrollan). Podemos decir que es una carrera de resistencia más que de velocidad.

El Sueño de una Noche de Verano

edwin-landseer-1531275_1920Una de las alegrías que da la literatura clásica es que nunca es tarde para conocer un autor y dejarse sorprender por él. Hace unos días leí mi primer libro de William Shakespeare y fue El Sueño de Una Noche de Verano. Lo que destaca es la sencillez de la historia y el buen sabor que deja, como el de esos platos de comida en los que resaltan los sabores sencillos pero perfectamente combinados. Así como dice Teseo en el cuento “nunca nada puede ser malo, cuando la simplicidad y el deber lo inspiran.” El titulo en inglés realmente es: A Midsummer Night`s Dream donde mindsummer significa solsticio de verano, que es el día es más largo del año contrario del solsticio de invierno que es la noche más larga. La obra fue compuesta para presentarse durante la celebración de una boda, por lo que les digo que es más bien una historia breve, alegre y con algunas referencias picantes (que suelen pasar desapercibidas para la mente moderna bombardeada por el erotismo de los medios audiovisuales).

Las obras de Shakespeare fueron escritas para teatro, por lo que me parece buena idea ir imaginando su representación a medida que se lee, con la intención de ver algún día una puesta en escena. Uno de los comentarios que leí sobre las obras de Shakespeare es que si bien son para teatro, la rapidez del mismo no permite disfrutar sus diálogos, cosa que si podemos hacer leyéndolo con calma.

“La luna, me parece, mira con los ojos empapados y cuando llora, llora cada pequeña flor, lamentando alguna castidad forzada. Atadle la lengua a mi amor, traedlo en silencio.” Acto tercero, escena primera.