Mi planta de naranja lima – Vasconcelos

Árbol de lima – Pixabay

Considerada una de las obras más importantes de la lengua portuguesa Mi Planta de Naranja Lima nos cuenta la historia de Zezé. Un niño brasileño que vive en la favelas de Bangú, en Rio de Janeiro. ¿Por qué una historia tan común tiene un lugar tan importante en la literatura?

Hubo una época en la que mi mamá cuando quería introducir a alguien en el hábito de la lectura le prestaba Mi Planta de Naranja Lima de José Mauro de Vasconcelos. Tal vez con la idea de que leer una historia que moviera la fibra les mostrara que la lectura no es un acto pasivo y que es capaz de mover ideas, pensamientos y emociones.

Publicada en 1968 “O Meu Pé de Laranja Lima” cuenta la historia de Zezé un niño cuya familia se muda a una favela debido a que el papá está desempleado.

Veremos qué Zezé es un niño inteligente y muy travieso con lo que se gana los disgustos y después la amistad de ciertos adultos. La trama da unos giros inesperados para llevarnos al mundo del dolor visto desde los ojos de un niño.

El lector, al igual que los otros personajes de la obra le tomará cariño a Zezé y sabrán reírse con sus travesuras e incluso perdonárselas. Es una obra muy emotiva que seguro sacará alguna lágrima al lector. ¿Hace cuanto no lees un libro que logre eso?

Relato de un náufrago, García Márquez

Una historia interesante dentro y fuera de la narración. Un marino a la deriva sin agua ni comida lucha por su vida. Un periodista que debe exiliarse por contar su historia.

Las obras insignes del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez son Cien Años de Soledad y El Amor en Tiempos de Cólera. Sé que hay otras muchas más pero creo que es innegable que es prácticamente imposible hablar de su obra sin hacer referencia a esos dos títulos. En esta breve entrada les recomendaré una que, tal vez no muy popular, no es larga y mantendrá al lector siempre en expectativa.

El Relato de un náufrago corresponde a la etapa periodística de García Márquez. Narra las peripecias que pasa un marino colombiano al caer del barco en un hecho confuso. El barco militar estaba sobrecargado de artículos que llevaban desde EEUU a Colombia. La historia fue publicada en entregas por el periódico El Espectador. Es un reportaje novelado a partir de la narración de su protagonista. Esto le trajo problemas a García Márquez, se tuvo que exiliar en Francia, porque develaba la corrupción de las fuerzas armadas.

La narración, lejos del característico realismo mágico, que lo hizo famoso, es una real y apasionante historia de supervivencia. El hombre contra la naturaleza. García Márquez fue un gran admirador de Hemingway así que no les extrañe escuchar su eco al leer como un hombre lucha contra las fuerzas del mar. ¿Les parece conocido?

 

Contenido papilla

Todos hemos recurrido a blogs y páginas que nos presentan resúmenes de obras literarias. Pero ¿Esto puede significar la decadencia de la lectura de las grandes obras?

En internet la información corre por raudales. Si cualquiera está interesado en alguna obra, ya sea porque la vió por una película, una conversación o una tarea de investigación. En internet encontrará resúmenes y análisis que pueden ser buenos o malos. En la sociedad de lo inmediato, la gente no suele interesarse por leer la obra sino cumplir con la tarea o satisfacer la curiosidad en un artículo de pocas líneas o párrafos.

Hace tiempo conversando con algunos amigos. Uno de ellos hizo ciertos comentarios sobre la obra de Mark Twain que no se le hubieran ocurrido a quien ha leído sus obras. Mi conclusión fue que era producto de alguien que conoce las obras solo por leer opiniones en la web y no haciéndose la propia.

¿Seguiremos recurriendo al internet para leer resúmenes y opiniones? Claro que sí. Pueden ser una herramienta espectacular para orientar al lector. Tal vez ahí se entere de que es mejor leer tal título de cierto autor antes que otro. Lo que no podemos pretender que la comodidad de una hipertrofia enciclopedista nos impida ir a las fuentes y crearnos un criterio propio.

La pregunta sería ¿Estamos reemplazando la buena lectura por contenido ya digerido por otros?

La Sombra del Águila

antietam-140324_1280

Es una breve historia del escritor español Arturo Pérez-Reverte, que narra una historia ficticia, dentro de un marco real que es la campaña que Napoleón dirigió hacia Rusia, específicamente en la batalla de Sbodonovo. Los protagonistas; el batallón de infantería 326, que está conformado por un grupo de prisioneros españoles obligados a pelear bajo la bandera francesa. En el fragor de la sangrienta batalla, nuestros protagonistas llevan a cabo un osado plan para cambiarse de bando. Esta maniobra es mal interpretada por Napoleón y su alto mando como una hazaña heroica, puro arrojo y valor y deciden darles salir en su auxilio, cambiando así, el desenlace de la batalla. Un narración salpicada de comentarios jocosos que sacarán unas cuantas risas al lector.

Un libro ideal para hacer un descanso entre otras lecturas, tanto por su tema como por su brevedad.


El Quijote

don-quijote-346624_640Del libro de libros, Gloria de las letras castellanas, el famoso Don Quijote de la Mancha ya muchos han dicho cosas propias de eruditos y de no tan eruditos. Esta breve entrada tiene un fin mucho más modesto. Es un granito de arena, dar un consejo para su lectura. Su castellano ciertamente nos puede costar entenderlo al principio pero luego se le agarra el hilo. No dejes que eso te detenga, las buenas cosas suelen costar. Pero no es ese mi consejo, es mucho más modesto y por eso el quijote que acompaña estas letras tiene esa cara. No iré con rodeos… Si al leer El Quijote no te ríes a carcajadas, mi estimado amigo, no lo estás leyendo.

Cristianismo en Japón

cherry-blossom-1209577_1280Tuve la fortuna de leer Los Cerezos en Flor de José Miguel Cejas donde se presentan varias historias sobre los inicios del Opus Dei en Japón. Un libro lleno de espiritualidad y de como se van superando las dificultades personales, familiares, económicas, culturales, etc. para responder al llamado de Dios. Lo interesante es que lo empecé a leer a los pocos días de ver la película El Silencio del laureado director Martin Scorsese y llena de alegría conocer como esas primeras evangelizaciones en tierras japonesas dieron por fruto comunidades cristianas que sobrevivieron dos siglos en la clandestinidad y sin sacerdotes fortalecidas sólo por el único sacramento que podían administrar, el del bautismo.

Seguir leyendo “Cristianismo en Japón”