El Mundo Perdido – Conan Doyle

A Conan Doyle se le conoce especialmente por las aventuras de su famoso detective Sherlock Holmes y su cronista el doctor Watson. Pero también hay otra famosa obra suya que se desarrolla en tierras venezolanas. En El Mundo Perdido, publicada en 1912, Doyle deja el frío Londres y las historias policiales para llevarnos al sol y verdor de las tierras americanas.  

La historia comienza con un periodista que se embarca en una increíble expedición científica que busca dinosaurios en América del Sur. El destino, una de las regiones geológicas más antiguas del mundo La Gran Sabana que tiene la peculiaridad de tener tepuyes, montañas que son planas en su cima. La conocida película de Up de Pixar está ambientada en la misma región.

“Nuestros profesores hubieran permanecido
allí de buena gana todo el día, tan extasiados
estaban ante esta oportunidad de estudiar la
vida de un período prehistórico”.

El equipo expedicionario está conformado por científicos que se juegan su reputación, periodistas, aventureros y guías locales entrarán en una cápsula del tiempo en la que se toparán con todo tipo de seres prehistóricos y eventos inesperados. Todos los ingredientes para enganchar al lector en este clásico de la ciencia ficción.

El Mundo Perdido ha sido llevado al cine en varias oportunidades y ha inspirado otras historias como la de Jurassic Park (novela de Michael Crichton publicada en 1990) cuya segunda parte tiene el mismo nombre que la historia de Doyle.

La invitación es a que se sumerjan en la Guayana venezolana en búsqueda de seres prehistóricos de la mano del profesor Challenger uno de los personajes memorables de Conan Doyle.

Ortodoxia – Chesterton

Ortodoxia es el escrito de alguien que defiende sus ideas. El escritor y periodista inglés Gilbert Keith Chesterton realizó una mordaz crítica a las ideas de su tiempo en su publicación Herejes. Sus adversarios le respondieron: criticas nuestras ideas ¡A ver! ¿Cuáles son las tuyas? La respuesta es Ortodoxia. Publicada en 1908, Chesterton sigue los pasos de su compatriota John Henry Newman de quien ya hemos hablado en Cardenal Newman, Perder y Ganar.

Ortodoxia es un libro que desborda sentido común. Escrito en un estilo original, humor inteligente y de claridad meridiana confrontará las ideas del lector y revelará elementos robustos del cristianismo que cristianos actuales desconocen o no saben expresar.

El pensamiento de Chesterton sirve de piedra de toque para confrontar nuestras propias ideas a ver que tan bien paradas salen de ese encuentro.

Todo el materialismo descollante que domina el pensamiento moderno se basa en definitiva en un supuesto; un supuesto falso. Se supone que si una cosa continúa repitiéndose, probablemente está muerta, como una pieza del movimiento del reloj. La gente siente que el universo cambiaría si fuese personal; si el sol estuviese vivo bailaría. Eso es una falacia, inclusive en relación al hecho conocido. Pues la variación en los asuntos humanos llega generalmente a estos no por la vida, sino por la muerte; por la extinción o la abdicación de su fortaleza o deseo. (…) Ahora, para plantear la cuestión en una frase popular, podría ser verdad que el sol sale regularmente porque nunca se cansa de salir. Su rutina podría deberse no a una falta de vitalidad, sino a un torrente de vida. Lo que quiero significar puede ser visto, por ejemplo, en los niños, cuando descubren un juego o broma que les gusta especialmente. (…) Dado que los niños tienen abundante vitalidad, dado que su espíritu es impetuoso y libre, en consecuencia quieren cosas repetidas que no cambian. Ellos siempre dicen “hazlo de nuevo”; la persona adulta lo hace hasta casi morirse, pues las personas adultas no son lo suficientemente fuertes para alegrarse en la monotonía. Pero, tal vez Dios es lo suficientemente fuerte para alegrarse en la monotonía. Es posible que cada mañana Dios le diga al sol “hazlo de nuevo”, y que en cada atardecer le diga a la luna “hazlo de nuevo”. Quizás no sea una necesidad automática que haga todas las margaritas iguales; es posible que sea Dios que produzca cada margarita de forma separada, pero nunca se ha cansado de producirlas. Es posible que Él tenga el apetito eterno de infancia, pues nosotros hemos pecado y crecido, y nuestro Padre es más joven que nosotros.

Ortodoxia

La invitación es a leer Ortodoxia y a organizar las propias ideas para saber exponerlas de manera segura.

Robinson Crusoe – Daniel Defoe

Imagen de Pixabay

Un marinero llamado Robinson Crusoe queda atrapado en una isla desierta por el naufragio de su nave. En ella, a punta de perseverancia, sobrevive durante 28 años hasta que el destino cambia todo su mundo nuevamente.

En algún lugar leí que un clásico es aquella obra que puedes leer en diferentes momentos de tu vida y siempre te dirá algo diferente. Eso me pasó con esta obra. La leí por primera vez a los 15 años en mi época de tropa en el Movimiento Scout. En esa época obviamente mi interés estaba enfocado en la aventura. Luego, ya en la época de la universidad volví a leerlo y lo que encontré fue algo completamene diferente. El tema de la soledad, la naturaleza del hombre y las reflexiones del protagonista fueron mi descubrimiento.

Robinson Crusoe fue publicada en 1719. Narra la historia de un marinero inglés que tras un naufragio, del que es el único sobreviviente, queda atrapado 28 años en una isla desierta. Les aseguro que es mucho más interesante que la famosa pelicula protagonizada por Tom Hanks.

La vida de su autor, Daniel Defoe también da para una novela de aventuras. Pueden leer algo de sus andanzas Aquí.

Robinson Crusoe nos recuerda que por más oscuro que este el panorama, es nuestra humanidad la que nos salva y nos lleva a construir cosas que superan nuestra finitud. Crusoe sobrevive por su persevernacia y hasta que el destino lo sorprende nuevamente.

Cuando la leas puedes comentar si encontraste una novela de aventuras o puntos de reflexión.

Peter Pan – James M. Barrie

peter-pan-357153_1280
Estatua de Peter Pan en Londres.

Un niño que tiene todos sus dientes de leche, capaz de volar y que vive en un mundo de aventuras pero con la única condición de no crecer. ¿Conoces la historia y no te anima? Veamos un poco más sobre el legendario Peter Pan.

Peter Pan es una historia que se desarrolla en torno al tema de la niñez y el crecer. La presencia de la madre es tan fundamental que Peter y los niños perdidos buscan una. Peter Pan fue creado por el escritor escocés James Matthew Barrie para una obra de teatro por lo que tuvo varias versiones y cambios. Incluso el emblemático capitán Garfio (Hook) fue incluido mucho después. Durante su estreno en 1904, el público que era solo de personas mayores quedó desconcertado al ver a una perra niñera y a un niño que volaba. La obra no tardaría en sacar carcajadas y ganarse el corazón de sus expectadores.

Desde entonces Peter Pan es símbolo de la niñez que a pesar de las dificultades lucha por no perderse en los problemas y desencantos de los mayores. Es un llamado a dejarlos ser niños y no pequeños adultos incluso antes las dificultades y dolores de la vida. Por eso querido visitante, si lees a Peter Pan déjate asombrar por sus ocurrencias y olvida la archiconocida película. Esta historia a  marcado la niñez de muchos durante más de un siglo ¿Estarás muy viejo para volar la tierra del Nunca Jamás?

El Sueño de una Noche de Verano

edwin-landseer-1531275_1920Una de las alegrías que da la literatura clásica es que nunca es tarde para conocer un autor y dejarse sorprender por él. Hace unos días leí mi primer libro de William Shakespeare y fue El Sueño de Una Noche de Verano. Lo que destaca es la sencillez de la historia y el buen sabor que deja, como el de esos platos de comida en los que resaltan los sabores sencillos pero perfectamente combinados. Así como dice Teseo en el cuento “nunca nada puede ser malo, cuando la simplicidad y el deber lo inspiran.” El titulo en inglés realmente es: A Midsummer Night`s Dream donde mindsummer significa solsticio de verano, que es el día es más largo del año contrario del solsticio de invierno que es la noche más larga. La obra fue compuesta para presentarse durante la celebración de una boda, por lo que les digo que es más bien una historia breve, alegre y con algunas referencias picantes (que suelen pasar desapercibidas para la mente moderna bombardeada por el erotismo de los medios audiovisuales).

Las obras de Shakespeare fueron escritas para teatro, por lo que me parece buena idea ir imaginando su representación a medida que se lee, con la intención de ver algún día una puesta en escena. Uno de los comentarios que leí sobre las obras de Shakespeare es que si bien son para teatro, la rapidez del mismo no permite disfrutar sus diálogos, cosa que si podemos hacer leyéndolo con calma.

“La luna, me parece, mira con los ojos empapados y cuando llora, llora cada pequeña flor, lamentando alguna castidad forzada. Atadle la lengua a mi amor, traedlo en silencio.” Acto tercero, escena primera.

Tolkien, cuentos

teaches-2808350_640Hace unos días tuve el placer de terminar un pequeño libro que me prestaron. Contiene tres historias cortas que Tolkien escribió en diferentes momentos de su vida. Las historias son:

Egidio, el granjero de Ham, escrita cuando Tolkien finalizaba su obra,  El Señor de los Anillos y de alguna forma es una parodia de la misma. La escribió en un periodo de tranquilidad, se disfrutaba de la victoria aliada (2da. Guerra Mundial), tenía una trayectoria profesional académica consolidada y la vida familiar transcurría tranquila. Es una historia jocosa pero a la vez crítica a quienes renuncian a cumplir con su papel (en el caso del rey y los nobles).

Hoja de Niggle, escrita en un momento difícil en el que soplaban vientos de guerra y se esperaba la catástrofe sobre Gran Bretaña. Reflexiona sobre la importancia del trabajo, de aporte de cada uno a la sociedad y cuestiona el utilitarismo materialista que considera inútil todo aquello que no tenga un fin práctico. No faltan las claras referencia a su Fe Católica que, de seguro como me pasó a mí, también hará reflexionar a quienes compartimos su Fe.

El Herrero de Wootton Mayor, es la historia que más me gustó. Mantiene los mismos temas de las historias anteriores (y que están presentes en toda su obra) pero de un modo mucho más reflexivo. Nos recuerda sobre ese lugar de peregrinación, cuyo disfrute requiere dedicación y apertura para recibir ese Don. Hay muchos elementos de la Fe Católica que invitan a reflexionar. También nos advierte que no somos eternos, de como cada quien va a portando su parte en la historia de la que sólo vemos un pequeño fragmento. No debemos olvidar que algún día entregaremos el testigo (en casa, en el trabajo, etc.) y que debemos prepararnos para ello.

Son tres historias cortas de fácil lectura, alegres y que llaman a la reflexión.

Seguir leyendo “Tolkien, cuentos”