La Ciudadela – Antoine de Saint-Exupéry

Ciudadela (Imagen de Pixabay)

La Ciudadela es un escrito póstumo del autor de la famosa obra El Principito. De hecho son los apuntes encontrados después de su muerte durante un vuelo de reconocimiento en la Segunda Guerra Mundial. Por lo que hablamos de una obra inconclusa.

“los ritos son en el tiempo lo que la morada es en el espacio”

La obra está narrada a modo de dialogo entre un rey y su hijo el príncipe. Es la transmisión de la sabiduría de un padre a su hijo de la misma manera en que el rey lo recibió a la vez de su padre. Está narrado al mejor estilo de los escritos sapienciales de la Biblia. Las lecciones no solo son palabras sino que recuerdan hechos, lugares y personas que el rey ha ido mostrando a su heredero.

Tal vez sea la obra de Antoine que más apunta a la trascendencia. Temas constantes en todas sus obras como el deber, el sentido de la vida, la lucha y la misión están presentes pero bajo una nueva luz. Para algunos es su obra cumbre que no podía terminar de otra manera, sino, como la vida misma que suele darnos esos finales abiertos a tantas posibilidades.

“Tú no puedes amar una morada que no tenga rostro y donde los pasos no tengan sentido”

La amplitud de temas abordados en La Ciudadela no permite leerla como una novela. Creo que es una obra difícil de encasillar. Es un libro para leer de forma pausada y dispuesta para la reflexión. Tal vez por esto Tierra de Hombres sirve mejor para quienes recién se acercan a la obra de Antoine de Saint-Exupéry y quieren conocer su pensamiento y filosofía.

¿Qué te pareció este artículo?

Puntuación: 2.5 de 5.

Te puede interesar: La vida épica y Saint Exupéry

La Peste, Albert Camus

abandon-21907_1920

La Peste es la historia de Orán (Argelia) en el año de 194… cuando la ciudad es azotada por una epidemia de peste que pone a prueba la solidaridad de sus habitantes. La narración transcurre entre varios personajes, médicos, reporteros, fugitivos que van entrelazando sus vidas ante la dura prueba de verse superados por la circunstancias que va acabando la población. Abundan las reflexiones filosóficas, en especial sobre el sufrimiento, que demuestran el conocimiento que Camus tenía del alma humana. Hay momentos cumbres como el sufrimiento de un niño que padece la enfermedad, el deseo de volver a la vida normal que se manifiesta en buscar al anciano que alimentaba a los gatos antes de que estallara la epidemia, la separación de los seres amados ante el inexpugnable aislamiento de la ciudad y la impotencia ante la muerte de tantos mientras parece que las medidas tomadas no tienen poder para impedir la peste cobre más muertes de las que pueden enterrar. Es en las dificultades que se manifiesta lo mejor y lo peor.

No deja de ser contundente la pregunta a quienes en esos momentos en lo que todo parece perdido y el sufrimiento parece trastocar el sentido de la realidad sobre ¿por qué seguir ayudando a los demás aún a riesgo de la propia vida? Algunos espíritus más recios podrían responder: alguien tiene que hacerlo.

Los Miserables

victor-hugo-489784_1280Los Miserables de Victor Hugo es una obra formidable, intensa que tiene todo, drama, romance, suspenso, etc. Aunque su volumen puede intimidar al más guapo su contenido será una completa recompensa para quien se atreva a acometer la empresa de leer esta maga obra. La historia se desarrolla en el siglo XIX dónde los protagonistas viven la resurrección republicana en París. El libro ha sido adaptado como musical e incluso ha sido llevado a la gran pantalla en varias oportunidades pero como suele pasar la versión cinematográfica no supera al libro.

Para leer este libro hay que tener perseverancia y tratar de hacerlo de continuo sin intercalarlo con otras lecturas (bastante tendrán con las tramas y subtramas que se desarrollan). Podemos decir que es una carrera de resistencia más que de velocidad.