Hombres en Tiempo de Oscuridad – Hannah Arendt

pixabay.com

En esta obra la filósofa Hannah Arendt reune a personajes completamente discimiles como Rosa de Luxemburgo, Karl Jaspers, Isak Dinesen, Hermann Broch, Walter Bejamin y Bertolt Brecht que lo único que tienen en común es haber sido contemporaneos en ese dificil periodo histórico del nazismo. La misma Hannah nos indica del por qué de tal selección “Que aún en los tiempos más oscuros tenemos el derecho a esperar cierta iluminación, y que dicha iluminación puede provenir menos de las teorías y conceptos que de la luz incierta, titilante y a menudo débil que algunos hombres y mujeres reflejarán en sus trabajos y sus vidas bajo casi cualquier circunstancia y la época que els tocó vivir en la tierra: esta condición constituye el fundamento inarticulado contra el que se trazaron estos perfiles“.

Hannah nos demuestra la complejidad de la experiencia de un totalitarismo por lo que no puede ser encasillada en conceptos o definiciones. La destrucción causada por los sistemas totalitarios solo puede ser entendida desde la experiencia de quienes los han padecido.

Esta obra la leí estando en Venezuela en pleno totalitarismo chavista y las experiencias narradas parecian realmente vívidas. En especial el poema de Brecht citado por Arendt:

Llegué a las ciudades en épocas de desorden, cuando reinaba el hambre. Entre los hombres llegué en el momento del cataclismo y me rebelé con ellos. Así era la época que me tocó vivir.

Comía entre batallas, dormía entre asesinos, era indiferente en el amor y miraba la naturaleza sin paciencia. Así era la época que me tocó vivir.

Cuando vivía la calle llevaba a la confusión. El discurso me traicionó ante el asesino. Poco podía hacer. Los gobernantes estaban más seguros sin mí, eso creía. Así era la época que me tocó vivir.

…Tú que emergerás del diluvio donde nos ahogamos recuerda al hablar de nuestras debilidades la época oscura a la cual escapaste.

…Lamentablemente, nosotros que queríamos preparar el campo para la amabilidad, no podíamos ser amables.

… Recuérdanos con clemencia.

Bertolt Brecht

En los tiempos oscuros las luces, como dice Arendt, vienen de la gente común. De las personas que a pesar de todo no se dejan deshumanizar por el sistema. En los Tiempos Oscuros las grandes personalidades no cuentan aunque al principio cueste entenderlo. La mejor forma o la única forma de sobrevivir es manteniendo mejores relaciones con los familiares, vecinos y compañeros.

Al Este del Edén – Steinbeck

Valle de Salinas California. Tomado de https://commons.wikimedia.org

Al Este del Edén es una verdadera epopeya. Una obra con varios personajes y múltiples subtramas pero que tiene como hilo conductor el episodio bíblico en el que Caín mata a Abel. Su autor el nortamericano John Steinbeck galardonado con el premio Nobel en 1962. La obra se ambienta en California finalizando la Guerra de Secesión. Tiene como protagonistas a unos medio hermanos (Adán y Charles) y los sucesos que se irán desarrollando y su impacto en la vida de los mellizos Caleb y Aarón, hijos de Adán.

«Un hombre después de barrer el polvo y las astillas de su vida, tiene que enfrentarse tan solo con estas duras y escuetas preguntas. ¿Fue mi vida mala o buena? ¿He hecho bien o mal?»

A medida que se desenvuelve la historia nos encontraremos con personajes verdaderamente memorables como el irlandés Samuel Hamilton y chino Lee. El tema principal es el problema del mal y sin darnos cuenta estaremos reflexionando sobre ello. Los diálogos son realmente buenos, y es que nos plantean las reflexiones desde las dificultades de la vida misma.

El problema del mal, que parece ser olvidado en este mundo relativista sigue presente en las grandes obras. Es por ello, querido lector, que no podemos de dejar de leer los clásicos. Sus temáticas abordan la complejidad de la naturaleza humana a pesar de que la moda quiera evitar ciertos temas.

Ciencia de la Cruz, Edith Stein

city-1487891_1280

Una filósofa a las puertas de su detención por los nazis escribe sobre un místico español del siglo XVI en el que encuentra consuelo espiritual en su camino al campo de concentración.

Edith Stein la filósofa

Este tratado escrito por Edith Stein (Santa Teresa Benidictina de la Cruz) es una exposición de la doctrina del santo doctor San Juan de la Cruz. Stein nacida en el seno de una familia judía abandona la práctica religiosa en la adolescencia. Durante la primera guerra mundial suspende sus estudios para ayudar como enfermera voluntaria en la Cruz Roja. Luego estudia en la Universidad de Göttingen e inicia sus estudios de doctorado con Edmund Husserl. Fue discípula de Husserl junto a pensadores de la talla de Martin Heideegger. En 1918 tras luchas y búsquedas en diferentes ámbitos Edith tiene una experiencia mística. En 1921 lee El Libro de la Vida de Santa Teresa de Ávila (lo leyó en una noche) y sintoniza de tal manera con Teresa que desde entonces el Carmelo será el objetivo de su vida.

La superiora del Carmelo de Echt encarga a Edith la elaboración de una obra sobre San Juan de la Cruz para conmemorar el IV Centenario de su nacimiento, en 1942. Esta obra que sería Ciencia de la Cruz solo tuvo dos años para su elaboración. Durante este periodo ya la sombra del nazismo perseguía a Edith. La profundización de la Cruz de San Juan se convierte en luz en su misma Cruz. Edith que empieza escribiendo sobre San Juan y nos termina descubiendo su propia alma. En una carta escrita cuando iniciaba la obra dice: “Estoy contenta con todo. Una scientia crucis sólo se puede adquirir si se llega a experimentar a fondo la cruz. De esto estaba convencida desde el primer momento, y de todo corazón he dicho: ¡Ave Cruz, spes unica!”.

Ciencia de la Cruz

La obra está concebida como una lectura unificada de la vida, obra y doctrina del místico español. Es una verdadera joya de la espiritualidad carmelita y una buena guía para comprender su doctrina. Para leer la Ciencia de la Cruz no es imprescindible haber leído las obras del santo. La misma Edith se encargará de llevar el recorrido por la vida y obra del reformador carmelita.

La noche oscura

Edith explica magistralmente lo que es la noche oscura y el sentido de la misma. Actualmente que abunda la espiritualidad ligth y dulzona leer una obra con esta profunidad y robustez es un recordatorio de la complejidad del alma humana y que las experiencias de Dios superan todo entendimiento.

Ir al encuentro de Dios es ir a la noche más oscura de todas. La primera noche conocida como la noche de los sentidos está caracterizada por la sequedad y el vacío. En esta etapa se debe morir a las propias fuerzas naturales, a los sentidos e incluso a la razón. La noche del espíritu es la más oscura y profunda. El alma llega a esta etapa sin gustar ningún saber propio sino sediento del saber de Dios. El alma ya desasida de los apetitos naturales puede unirse a Dios sin dificultades ni impedimentos.

El 2 de agosto de 1942 Edith y su hermana Rosa son capturadas en el convento por las SS y llevadas al campo de concentración de Westerbork (Holanda). Se dice que sólo pidió que le permitieran llevar un par de medias para el frío y el tomo del Breivario para rezar los salmos de su pueblo. El 9 de agosto llegan deportadas a Auschwitz y ese mismo día son asesinadas en las cámaras de gas. En 1945 el Carmelo de Colonia trata de ubicarla ya que desconocian que había muerto.

“la fe es oscuridad de media noche, porque aquí no sólo se apaga la actividad de los sentidos, sino también el conocimiento natural de la razón”.

Te puede interesar:

La Cruz Gloriosa

Edith Stein en Philosophica

El extranjero, Albert Camus

sand-768783_1280

En un mundo en el que predomina la creencia de que las ideas y formas de ver la vida no tiene mayor impacto, que el que podría tener entre elegir un helado de chocolate o de fresa es refrescante leer a autores como Camus. Y, aunque suene contradictorio, es refrescante leerlos aunque el tema de este libro sea sombrío. Es refrescante, porque pueden llevar las consecuencias de las ideas hasta su desenlace final.

El protagonista es Meursault, un tipo común y corriente pero cuya profunda concepción nihilista de la vida va llevándolo por situaciones van comprometiendolo. La indiferencia sobre las pequeñas cosas, indiferencia moral al ayudar a un vecino al humillar a su pareja, que va desembocando en insensibilidad ante la muerte de su madre y el amor de una mujer hasta verse implicado en un homicidio. Todo en total indiferencia, pero a medida que se va viendo comprometido sentimentalmente con la chica y con el proceso judicial los ve como problemas que le quitan su tranquilidad por lo que la posibilidad de la pena de muerte le suena indiferente. Es lo mismo morir ahora que dentro de 20 años.

Lo interesante y complejo, en Camus es que Meursault no miente. Nunca niega los hechos y rechaza usar los argumentos de su abogado. Es fiel a su verdad personal, convirtiéndose en un auténtico extranjero en la sociedad que le es ajena con sus leyes y normas.

Creo que esta magistral obra de Camus se puede compaginar y complementar con Crimen y Castigo de Dostoievski. El protagonista de Dostoeivsky busca justicia pero el protagonista de Camus es indiferente a ella, aunque las secuencia de hechos pudiera hacer creer lo contrario.


Te puede interesar en este blog

La Peste, Albert Camus

Memoria e identidad

monument-4534954_1280

Memoria e identidad, libro escrito por Juan Pablo II, que no forma parte de su magisterio pontificio, sino que fue hecho a titulo personal. El papa Wojtyla nos ofrece una serie de reflexiones filosóficas sobre los conceptos de patria e identidad a partir de la experiencia polaca. Polonia es un país de fuertes raíces católicas que fue invadido por los nazis primero (con ayuda de los rusos) y luego de la derrota del nazismo, fue controlado por la Rusia Comunista hasta la caída de la llamada cortina de hierro. Karol Wojtyla vivió bastante de esa historia y fue protagonista importante de la última etapa. Las reflexiones planteadas en el libro, darán bastante que reflexionar sobre lo que es ser un país y como muchas ideas son puestas a prueba durante los tiempos oscuros (en el caso de Polonia durante el nazismo y comunismo). La importancia de la Fe para formar una identidad nacional sólida que resista los embate de los tiempos.

Liderazgo Ético

cloudy-1841209_1280Generalmente se escucha a nivel de desarrollo organizacional de liderazgos carismáticos, transaccionales, democráticos, autocráticos, etc. La literatura describe las características de cada uno e incluso como se puede trabajar para desarrollarlas. Pero en su Liderazgo Ético, Alfred Sonnenfeld nos reta a construir nuestro liderazgo a partir de convicciones fuertes y coherencia de vida, en concreto una vida ética. Esto en un mundo convencido en que las convicciones deben ser tan amplias como para diluirse en las demás es un verdadero reto..

Sonnenfeld nos da un paseo por lo que la civilización occidental ha entendido como excelencia y de como el ejercicio de las virtudes es el camino para alcanzarla. Si bien no deja de recordarnos, que las virtudes se prueban en la adversidad, es lógico que si haces las cosas bien tus resultados deben ser buenos. Para eso nuestro horizonte no puede ser mezquino, ni nuestras aspiraciones pueden ser rastreras. Hay que aspirar a la magnanimidad, virtud olvidada y reemplazada por el término de ambición que se endulza llamándola “buena ambición”.

La tarea de cada uno será única e irrepetible. Y si soy o no soy excelente en mi modo de ser dependerá del «cómo» tome decisiones. Quien olvide esto es fácil que no llegue a conseguir nada que valga la pena y que carezca en su actuación de una trayectoria definida capaz de inspirar confianza a los que le rodean”.

Tampoco sería un liderazgo logrado dejar que nuestra vida se someta a los vaivenes, no ya del pensamiento de moda (lo políticamente correcto) sino también de la dictadura de las pasiones o de la seducción de la técnica. Es cierto que la técnica muchas veces nos rescata de las limitaciones físicas y amplía nuestros horizontes, pero la autosuficiencia de la técnica sólo contesta a preguntas sobre el «cómo», olvidándose de los «porqués» que impulsan a actuar

Sin duda un libro para leer más de una vez, es una invitación a ver un horizonte trascendente.

IMG_20190826_200318

Te puede interesar:

Seguir leyendo “Liderazgo Ético”