Al Este del Edén – Steinbeck

Valle de Salinas California. Tomado de https://commons.wikimedia.org

Al Este del Edén es una verdadera epopeya. Una obra con varios personajes y múltiples subtramas pero que tiene como hilo conductor el episodio bíblico en el que Caín mata a Abel. Su autor el nortamericano John Steinbeck galardonado con el premio Nobel en 1962. La obra se ambienta en California finalizando la Guerra de Secesión. Tiene como protagonistas a unos medio hermanos (Adán y Charles) y los sucesos que se irán desarrollando y su impacto en la vida de los mellizos Caleb y Aarón, hijos de Adán.

«Un hombre después de barrer el polvo y las astillas de su vida, tiene que enfrentarse tan solo con estas duras y escuetas preguntas. ¿Fue mi vida mala o buena? ¿He hecho bien o mal?»

A medida que se desenvuelve la historia nos encontraremos con personajes verdaderamente memorables como el irlandés Samuel Hamilton y chino Lee. El tema principal es el problema del mal y sin darnos cuenta estaremos reflexionando sobre ello. Los diálogos son realmente buenos, y es que nos plantean las reflexiones desde las dificultades de la vida misma.

El problema del mal, que parece ser olvidado en este mundo relativista sigue presente en las grandes obras. Es por ello, querido lector, que no podemos de dejar de leer los clásicos. Sus temáticas abordan la complejidad de la naturaleza humana a pesar de que la moda quiera evitar ciertos temas.

Tom Sawyer y Huck Finn – Mark Twain

Leer las aventuras de Tom Sawyer y Huckleberry Finn es ir de aventuras por el Misisipi con un par llenos de ocurrencias y ansias de libertad.

Hay grandes escritores que están unidos irremediablemente a sus personajes. Así hablar de Conan Doyle es hablar de Sherlock Holmes, el personaje de Julio Verne es el Capitán Nemo y Tom Sawyer es el del ocurrente Mark Twain.

Tom Sawyer no está solo ya que lo acompaña su gran amigo y cómplice Huckleberry Finn. Sus aventuras son narradas en los libros que llevan sus nombres. Aunque el orden es Las Aventuras de Tom Sawyer y luego Las Aventuras de Huckleberry Finn puede leerse al segundo de primero sin problemas.

Tom y Huck viven su infancia en busca de aventuras. En lo personal, Tom Sawyer es magistral pero Huckleberry me parece colosal. Huck no solo sacará carcajadas al lector sino que nos llevará con él a un viaje, que más allá de la travesía en el majestuoso Misisipi, es un viaje de crecimiento del mismo Huck.

La mejor lectura de estas obras es la primera, tal vez por ser más inocente es la más auténtica. Las aventuras de este par están llenas de picardías y ocurrencias infantiles que suelen contrastar con el desencanto de los adultos. Twain también nos da una mordaz sátira social.

Son libros ideales para jóvenes pero harán las delicias de quienes todavía no han sido tocados por la ponzoña del desencanto de vivir.

De Pixar al Cielo

light-bulb-3104355_1280

Si hay una organización que no ha dejado de sorprender con sus productos es Pixar. De ahí, que muchos nos haya dado curiosidad la forma en que se desarrolla su proceso creativo.  Lawrence Levy, uno de los fundadores de Pixar a la que dirigió durante 12 años nos presenta en este libro como fue el proceso de desarrollo de Pixar, una historia con periodos de incertidumbres y de descubrimientos que forjaron la identidad corporativa de esta exitosa empresa. Comenzaron como una división de LucasFilm haciendo efectos especiales. Luego fueron subastados y en ese momento en que todo parecía perdido se dieron cuenta que su forma de presentar la tecnología que desarrollaban, por medio de buenas historias, era parte fundamental de su identidad. En el camino toparon con un Steve Jobs que intentaba resurgir y que en principio no entendía sus objetivos (en los que ellos tampoco estaban claros) pero la importancia de la franqueza junto a un torrencial creativo bien canalizado fue allanando caminos y abriendo oportunidades. Uno de los elementos que me encantó del libro es la cultura que permite la mejora de las ideas que se van presentando y que buscan convertirse en películas. Más importante que tener una buena idea es, tener un buen equipo. Una buena idea en un mal equipo se perderá, pero, una mala idea en un buen equipo se convertirá en una buena idea.

Jack London

ice-storm-329768_1920

Jack London es de esos escritores que en la juventud uno lee por la emoción de las aventuras que narran sus historias. En esa linea terminé leyendo: La Llamada de lo Salvaje, Colmillo Blanco, La Quimera del Oro y los Favoritos de Midas. Con el transcurrir del tiempo, uno se topa con aquellas cosas que ha leído de joven y si eres de los que ha reflexionado un tanto mejor, pero no es lo que suele suceder hasta que topas con la situación. En el caso de London haber leído La Quimera del Oro en algún momento me permitió reconocer la codicia.

Una cosa que no falta en las historias de London es la vitalidad. Es una constante lucha por la supervivencia, lucha entre pasiones y convicciones. London nos invita a cuestionarnos y a pensar cuales serían las cosas a las que no renunciaríamos aún en las condiciones más extremas y a riesgo de nuestra propia vida. ¿Que pensaríamos de abandonar a su suerte a un anciano porque mantenerlo podría significar la propia muerte? Los valores no se ponen a prueba en momentos de prosperidad y bienestar. Es en las situaciones difíciles y comprometedoras donde la integridad pasa por el crisol de la prueba. En London ese crisol es un medio hostil en todo sentido y situaciones que ponen el sentido de supervivencia por encima de todo. El mundo que nos trae London es de un clima gélido y personajes recios pero puedes sentir a tu corazón latiendo con fuerza para recordarte que estas vivo y que debes decidir.