Libros físicos y electrónicos

kindle-750304_1280

En varías webs he visto comparaciones entre los formatos físicos y digitales de los libros refiriéndose a ellos como competencia. En lo personal creo que convivirán durante bastante tiempo, por las siguientes razones: La primera, se debe a la sencilla razón de que cualquiera puede agarrar un libro de su biblioteca y regalarlo o heredarlo, cosa imposible (por ahora) en los libros electrónicos sin violar los derechos de autor. En algún lugar leí que la tendencia será heredar las cuentas. Los libros pueden ser ojeados (divino placer) y personalizados con un EX LIBRIS por ejemplo. Otro punto a favor de los libros es que no son tan atractivos para los ladrones. La ventaja de los lectores electrónicos como el Kindle es que puedes llevar una biblioteca completa en muy poco espacio pero no puedes comparar varios libros a la vez pero eso si, puedes descargar todos tus subrayados y apuntes de tus lecturas directo a la PC cuando lo requieras.

Un problema de los formatos digitales y en este caso no me refiero a los lectores electrónicos en donde suele permitirse el subrayado de hasta cierto porcentaje del libro, es que dificulta el hábito de la lectura y comprensión del texto. El lector puede copiar párrafos enteros con fines de estudio o trabajo sin verse obligado a leer y entender lo que copia. De ahí que abunde la información pero no el conocimiento que se genera de su estudio.

Los libros electrónicos seguirán evolucionando. Es de esperar que veamos las versiones a color una vez que se superen todas las dificultades técnicas para su comercialización (E Ink crea una pantalla de tinta electrónica a color para libros electrónicos) que sin duda los harán mucho más atractivos.