Los Tigres de Mompracem – Emilio Salgari

A quienes hayan leído Los Tigres de Mompracen se les erizará la piel solo con recordarlo. Y es que Sandokán es a las historias de piratas lo que Sherlock Holmes es a las historias de detectives. Lo siento por quienes daban ese lugar de honor al Capitán Garfio o a Jack Sparrow.

Los Tigres de Mompracem fue escrita por el italiano Emilio Salgari y publicada por entregas entre 1883 y 1884. En ella narra las aventuras del pirata malayo Sandokán. Un príncipe caído en desgracia y que en venganza se dedica a la piratería junto a un grupo de hombres famosos por su fiereza.

Salgari escribió muchas historias de aventuras. Las aventuras de Sandokán pertenecen al conjunto de sus obras que conforman el Ciclo de Piratas de Malasia. Hay otro personaje de Salgari muy famoso y con mayor presencia en la cultura urbana moderna. Hablamos de El Corsario Negro cuyas aventuras están enmarcadas en El Ciclo de Piratas del Caribe ambientado en el siglo XVII. Como dato curioso el antagonista de El Corsario Negro es el gobernador de Maracaibo (Venezuela). Son los ciclos más grandes aunque le siguen otros como El Ciclo de Piratas de las Bermudas ambientado en la Guerra de Independencia Americana y muchas obras independientes.

Leer a Salgari es adentrarse en un mundo emocionante de grandes combates y valientes personajes. Es literatura ideal para jóvenes que sabrán disfrutar cada una de las aventuras del gran Sandokán en sus correrías por el mar de China.

No te quedes con la duda… léelo.

Robinson Crusoe – Daniel Defoe

Imagen de Pixabay

Un marinero llamado Robinson Crusoe queda atrapado en una isla desierta por el naufragio de su nave. En ella, a punta de perseverancia, sobrevive durante 28 años hasta que el destino cambia todo su mundo nuevamente.

En algún lugar leí que un clásico es aquella obra que puedes leer en diferentes momentos de tu vida y siempre te dirá algo diferente. Eso me pasó con esta obra. La leí por primera vez a los 15 años en mi época de tropa en el Movimiento Scout. En esa época obviamente mi interés estaba enfocado en la aventura. Luego, ya en la época de la universidad volví a leerlo y lo que encontré fue algo completamene diferente. El tema de la soledad, la naturaleza del hombre y las reflexiones del protagonista fueron mi descubrimiento.

Robinson Crusoe fue publicada en 1719. Narra la historia de un marinero inglés que tras un naufragio, del que es el único sobreviviente, queda atrapado 28 años en una isla desierta. Les aseguro que es mucho más interesante que la famosa pelicula protagonizada por Tom Hanks.

La vida de su autor, Daniel Defoe también da para una novela de aventuras. Pueden leer algo de sus andanzas Aquí.

Robinson Crusoe nos recuerda que por más oscuro que este el panorama, es nuestra humanidad la que nos salva y nos lleva a construir cosas que superan nuestra finitud. Crusoe sobrevive por su persevernacia y hasta que el destino lo sorprende nuevamente.

Cuando la leas puedes comentar si encontraste una novela de aventuras o puntos de reflexión.

Tom Sawyer y Huck Finn – Mark Twain

Leer las aventuras de Tom Sawyer y Huckleberry Finn es ir de aventuras por el Misisipi con un par llenos de ocurrencias y ansias de libertad.

Hay grandes escritores que están unidos irremediablemente a sus personajes. Así hablar de Conan Doyle es hablar de Sherlock Holmes, el personaje de Julio Verne es el Capitán Nemo y Tom Sawyer es el del ocurrente Mark Twain.

Tom Sawyer no está solo ya que lo acompaña su gran amigo y cómplice Huckleberry Finn. Sus aventuras son narradas en los libros que llevan sus nombres. Aunque el orden es Las Aventuras de Tom Sawyer y luego Las Aventuras de Huckleberry Finn puede leerse al segundo de primero sin problemas.

Tom y Huck viven su infancia en busca de aventuras. En lo personal, Tom Sawyer es magistral pero Huckleberry me parece colosal. Huck no solo sacará carcajadas al lector sino que nos llevará con él a un viaje, que más allá de la travesía en el majestuoso Misisipi, es un viaje de crecimiento del mismo Huck.

La mejor lectura de estas obras es la primera, tal vez por ser más inocente es la más auténtica. Las aventuras de este par están llenas de picardías y ocurrencias infantiles que suelen contrastar con el desencanto de los adultos. Twain también nos da una mordaz sátira social.

Son libros ideales para jóvenes pero harán las delicias de quienes todavía no han sido tocados por la ponzoña del desencanto de vivir.

Sidi, Pérez-Reverte

knight-930817_1280

¿Una historia sobre liderazgo o una historia de aventuras? Sidi combina ambas cosas. Un caballero desterrado que debe bandearse entre moros y cristianos que pueden ser tanto aliados como enemigos. Servir como mercenarios para garantizar el sustento de la horda.

Arturo Pérez-Reverte nos presenta su Cid. Aunque toma la figura del legendario Rodrigo Díaz de Vivar (siglo XI), de quien se refiere el famoso Cantar del Mío Cid, la obra nos habla a nosotros hombres del siglo XXI. Nos demuestra lo complicado del liderazgo. La coherencia que debe tener el líder, consiente de que la vida de su gente depende de sus acciones. El temple de carácter forjado entre batallas y decisiones no siempre fáciles.  La importancia de la paciencia y la estrategia incluso en las situaciones más dificiles y los entornos más hostiles. También recuerda que hace falta astucia para resolver aquellos problemas que se presentan como verdaderos acertijos.

Lo mejor es que, ahora que abundan los libros y cursos sobre liderazgo y/o management con tanto enfoque en la empatía, Sidi nos recuerda que el líder se hace en el campo de batalla y que el liderazgo se gana. Así como se gana con sudor, lágrimas y tal vez sangre también se debe cultivar para que crezca y consolide.

Aunque la historia este ambientada hace diez siglos atrás en Ruy Díaz de Sidi no corre cristianismo por sus venas así se persigne y rece el Pater Noster. Tampoco pretende ser una recreación histórica y es algo que advierte el autor al inicio, indicando que libertades se tomó para su obra.

La obra es una gran aventura con sabor a Alejandro Dumas, de quien Pérez-Reverte es admirador.