Esos libros llamados diccionarios

read-4799381_1280

El diccionario era libro de consulta por excelencia. Sus versiones web han destronado al rey de la casa. ¿Actualmente vale la pena tener un diccionario?

Era frecuente ver en las casas un enorme diccionario. Digamos que era el juez que ponía fin a las dudas y disputas sobre el significado de las palabras. Tal vez ha sido el primer recurso de consulta de muchos. Aunque las ediciones digitales amenazan su permanencia en los hogares quisiera compartir una ventaja para preservar en la idea de mantener uno en casa.

Mi argumento en defensa del diccionario en casa no tienen que ver con la velocidad para la consulta linguistica. Es dificil que el gordo y viejo libro sea más rápido que su par digital aunque tenga el vigor de no depender del internet ni de la carga de la batería.

En realidad el argumento puede declarar a favor de cualquier libro en físico y es que en la búsqueda de una palabra, el diccionario nos puede sorprender dejándonos ver nuevas palabras. Nuevos matices que podemos incorporar a nuestro hablar. El diccionario hace que nuestra simple búsqueda de información sea una experiencia de descubimiento de nuestra u otras lenguas u oficios. Recordemos que también existen diccionarios especializados hechos para ser primera consulta antes de saltar a la enciclopedia como era antes o al buscador web.

No es un asunto de nostalgia, sino de que hay experiencias que se deben mantener por la riqueza que en ellas encierran. Tal vez, la próxima vez que deslicemos el índice por la página de un diccionario, sin querer descubramos, una nueva palabra.

PreVenta Distopía Animal

Aunque la idea nació a mediados del año pasado no es sino hasta hoy, dentro del marco de una pandemia, que la historia ve luz. Distopía Animal narra la historia de una humanidad que antes de desaparecer confina a los perros a una ciudad llena de herramientas tecnológicas que deben protegerlos del mundo externo. Pero la verdad de la naturaleza animal se impone sin importar que ideas se haga el hombre sobre el mejor y más antiguo amigo del hombre.

El libro se encuentra en Pre-Venta en formato digital para Kindle en Amazon. La fecha de lanzamiento es el 21 de marzo de 2020. Aprovecha la oferta haciendo click Aquí

El peregrino ruso

Una breve plegaria está en el corazón de la espiritualidad cristiana oriental. Un piadoso libro que enseña a orar y alimentar el alma.

Es un clásico de la espiritualidad cristiana oriental. Su tema central es la importancia de la oración y se desarrolla en torno a la oración “Señor Jesucristo, ten piedad de mí” recitada por los católicos orientales y ortodoxos en lo que vendría a ser su rosario. El cordón recibe el nombre de komboskini.

El protagonista se va empapando su alma con la plegaria en medio de su peregrinaje. No faltarán las dificultades en la oración, la reflexiones y lecciones que irán dando los personajes con los que se encuentra el peregrino. Un libro refrescante que nos da un vistazo a la espiritualidad cristiana oriental y la profundidad de su alma. El lector no quedará indiferente y seguro tomará los consejos ahí vertidos para mejorar su trato con Dios. No es una obra larga y su narración es ligera sin perder profundidad.

Horacio Quiroga – Cuentos

hunt-4674703_1280

Cuentos breves y llenos de terror al mejor estilo de Allan Poe pero en nuestro idioma. Es Horacio Quiroga, sin duda, uno de los grandes escritores de nuestro continente.

Si hay un cuentista que me gusta mucho es el uruguayo Horacio Quiroga (1878-1937). La influencia de Poe sobre la obra de Quiroga es tal, que podemos decir que Quiroga es su alumno aventajado. Sus temas se desarrollan en la inhóspita selva, elemento que tiene en común con Rudyard Kipling autor de El Libro de las Tierras Vírgenes (El Libro de la Selva). La lucha por la vida es una constante en su obra. Lo desconocido y la tragedia parecen acechar donde menos se espera. Los Cuentos de Locura, Amor y Muerte con sus tenebrosas historias sin duda gustarán a jóvenes y adultos mientras que sus Cuentos de la Selva, son historias escritas para niños y jóvenes dónde los animales son los protagonistas.

Si quieres buenos cuentos breves sin duda Quiroga es la opción. No dejes de leer a este insigne escritor hispanoamericano.

Relato de un náufrago, García Márquez

Una historia interesante dentro y fuera de la narración. Un marino a la deriva sin agua ni comida lucha por su vida. Un periodista que debe exiliarse por contar su historia.

Las obras insignes del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez son Cien Años de Soledad y El Amor en Tiempos de Cólera. Sé que hay otras muchas más pero creo que es innegable que es prácticamente imposible hablar de su obra sin hacer referencia a esos dos títulos. En esta breve entrada les recomendaré una que, tal vez no muy popular, no es larga y mantendrá al lector siempre en expectativa.

El Relato de un náufrago corresponde a la etapa periodística de García Márquez. Narra las peripecias que pasa un marino colombiano al caer del barco en un hecho confuso. El barco militar estaba sobrecargado de artículos que llevaban desde EEUU a Colombia. La historia fue publicada en entregas por el periódico El Espectador. Es un reportaje novelado a partir de la narración de su protagonista. Esto le trajo problemas a García Márquez, se tuvo que exiliar en Francia, porque develaba la corrupción de las fuerzas armadas.

La narración, lejos del característico realismo mágico, que lo hizo famoso, es una real y apasionante historia de supervivencia. El hombre contra la naturaleza. García Márquez fue un gran admirador de Hemingway así que no les extrañe escuchar su eco al leer como un hombre lucha contra las fuerzas del mar. ¿Les parece conocido?

 

Nosotros los hispanos

Siempre escuchamos que a los latinos nos encantan los caudillos, que nos encanta la pobreza, etc. Veremos como estos epítetos no son más que distorsiones que creamos a nuestro carácter.

Para García Morente, en su libro Idea de Hispanidad (1938), el modelo del hombre hispano es el caballero cristiano de la misma manera en que el gentelman es el modelo del inglés.

El hispano, nos dice García Morente es defensor de alguna causa. Aunque su impaciencia y optimismo los terminen llevando por despeñaderos.

El hispano busca la grandeza humana aunque esto signifique sacrificar los bienes materiales. Nuestra generosidad a veces loca, que llega a despreciar lo material a favor de la persona se tergiversa cuando los ideales son solo fachada.

El hispano toma sus decisiones más por resolución propia que por obediencia. Eso nos ha convertido en un pueblo difícil de gobernar. Es un punto en el que, quienes dirigen tienen que prestar atención.

¿Imagináis a los conquistadores calculando y computando sabiamente las posibilidades de conquistar Méjico o el Perú? Si tal hubiesen hecho no habrían acometido jamás la empresa, porque el número de probabilidades de fracasar era tan grande y el de triunfar tan ridículamente pequeño, que un cálculo somero bastara para hacerles abandonar el propósito. […] Sin duda el caballero fracasa y fenece muchas veces. Pero muchas veces también triunfa por ventura y casi por milagro; y si no fuese por ese arrojo increíble y esa obediencia ciega a los dictados del corazón, la historia no registraría entre sus páginas muchas de las más estupendas hazañas que el género humano ha llevado a cabo“.

Manuel García Morente

El hispano sigue a quien demuestra “fuerza, energía, poder de mando, dureza y superioridad de carácter“. Nuestro pueblo no cree muchos en abstracciones e ideas, por lo que la elección del líder debe ir acompañada de otras fuerzas reales que incluyen el prestigio personal. Nos dice García “la simple abstracción legal no tiene acceso en el ánimo de los hispanos, siempre propensos a cotejar toda cosa o idea con la íntima realidad de su propia persona individual“.

Nuestra identidad hispana fue forjada por conquistadores. Gente con arrojo y temple, protagonistas de gestas históricas. Somos el pueblo cuyo lema era Plus Ultra (Más allá). ¿Te vas a conformar con el mal uso que se da al carácter hispano? ¿no ´podemos usar esas características innatas para lograr grandes cosas?