Leer a Julio Verne es inyectarse de optimismo. Sus personajes enfrentan todo tipo de retos y dificultades apoyados en sus conocimientos científicos pero movidos por voluntades de acero donde las virtudes tienen un protagonismo especial. Verne tampoco era un ingenuo y sabía que el mal uso de los conocimientos y la tecnología podía deshumanizar al hombre creando sistemas totalitarios. Esto se ve reflejado en algunas de sus obras menos conocidas como: Los Quinientos Millones de a Begún o París en el Siglo XX. Las obras de Julio Verne suelen clasificarse como para publico juvenil pero sin duda serán del disfrute de lectores de todas las edades.jules-verne-393713_1280.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .